15 mil millones en becas para educación superior para Afros

Actualidad Urbana, Bogotá, junio de 2012. En el marco de la convocatoria de la primera reunión de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil Afro (MANE Afro), que sesionará desde el 23 de junio en Cartagena y convocará representantes estudiantiles del país  para dialogar sobre la transformación del actual modelo de educación superior desde la perspectiva de la diversidad étnica, de la inclusión y la heterogeneidad, se dieron a conocer  avances del presupuesto en materia de créditos-beca educativos para los jóvenes de mejor desempeño académico provenientes o que  desempeñan trabajo en  favor de dichas comunidades.

En realidad se trata de algo que ha tenido desarrollos  a partir de lo que fue postulado en el artículo 40  de la ley 70 de 1993,  y, posteriormente, desde 1996, ha empezado a aplicarse de manera bastante  irregular,  (favoreciendo a miembros de comunidades y sectores no señalados por la ley), según lo afirma un miembro de la propia representación ante la Mesa estudiantil Afro.

Las Becas-crédito educativos anunciados por el Ministerio del interior para estudiantes de comunidades negras hacen parte del paquete de reivindicaciones que el estudiantado de origen afrodescendiente, y, en particular, del sector Afro en la Mesa Amplia nacional estudiantil, se ha venido peleando, aun antes de que se constituyeran los primeros núcleos de organización del sector étnico en varias universidades colombianas, en particular en la Universidad Nacional de Colombia.

Recientemente (8 al 11 de junio) dicha universidad fue el escenario para analizar con los estudiantes afrocolombianos el enfoque de educación diferencial que debe contener la reforma a la educación superior que se propone desde el movimiento estudiantil nacional para ser considerada en el marco del debate nacional sobre la ley 30 y su reforma.

Desde dichos espacios y con fuertes resistencias de la administración educativa, el activismo de grupos como el CEUNA (Colectivo de estudiantes universitarios afrocolombianos) agrupados en torno al periodico “Uramba” en la U.N. y en otras  Universidades, incluso privadas, dio inicio a la discusión de alto nivel sobre una política diferencial y el desarrollo de acciones afirmativas en pro de garantías para el derecho a la educación de los jóvenes de la comunidades étnicas afro colombianas y su acceso a la educación pública. Es en dicho marco que damos a conocer la siguiente noticia proveniente de fuentes del Ministerio del Interior:

“Más de 15 mil millones de pesos serán ejecutados este año a créditos becas condonables para beneficiar a los estudiantes de educación superior pertenecientes a comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras. Los recursos, destinados al Fondo Especial para la Educación Superior para Comunidades Negras, se destinarán a los estudiantes de escasos recursos y más altas calificaciones, luego de una convocatoria nacional que se abrirá a finales del mes de junio.

La Dirección de Asuntos de Comunidades Negras actualmente está gestionando la adición presupuestal de 6 mil millones de pesos para becas en el ICETEX para el año 2012, tal como se había prometido en el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014. Aproximadamente 1,400 jóvenes de los estratos más bajos tendrán acceso a una educación superior y la oportunidad de competir en los mercados laborales. Por comprender que de otra manera tendrían pocas oportunidades de salir del círculo vicioso de la pobreza, el programa apunta hacia la formación universitaria en los niveles de pregrado, maestría y doctorado (Phd).  “Se trata de permitir que los estudiantes que hoy no tienen la posibilidad de acceder a la educación superior puedan estudiar, graduarse, y replicar el conocimiento en su región. Para ser elegibles a las becas, deben tener muy buenos puntajes en las pruebas ICFES. Una vez estén en la universidad, los beneficiarios deberán, claro, cumplir el currículo universitario y tener un promedio de mínimo 3.5,” informó Jhoannes Rivas Mosquera, Representante de los estudiantes afro ante la junta asesora nacional de los créditos condonables.

Otro requisito de los estudiantes que quieran acceder a las becas es adelantar un proyecto comunitario de impacto social para su comunidad, avalado por los consejos comunitarios municipales, y desarrollarlo cada 6 meses para poder ir condonando la deuda del crédito. De esta forma, el programa pretende que los estudiantes repliquen el conocimiento en su región, haciendo del trabajo social una forma de contraprestación por la matrícula universitaria”.

 

 

Debes loguearte para dejar comentarios


Suscríbase:

Suscríbase
Fill free to contact us if you have any questions
 
 
 
Siguenos en: