Frente al Fusil, la palabra
Comunicado OIA

Nosotros los Dóbidas, Eyábidas, Chamíes y Senús, “Somos Pueblos de la Tierra, Somos Pueblos de la Vida, Somos Pueblos de Resistencia” y reiteramos nuestro compromiso con la paz del país, hemos declarado a viva voz, que “Pueden Contar con Nosotros para la Paz, Nunca para la Guerra”, por ello, celebramos el “Cese al fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo y Dejación de Armas”, entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

Hoy más que nunca, tenemos la esperanza de construir una paz efectiva, duradera e integral, y como institucionalidad, estamos dispuestos a contribuir en la construcción de ese sueño colectivo, no sólo de los indígenas sino además de las negritudes y los campesinos, sectores sociales que hemos tenido que vivir en carne propia este flagelo que por más 52 años ha azotado las zonas rurales del país.
Como pueblos indígenas queremos apostarle a la paz no sólo del país, sino al interior de nuestras tierras, pues en nuestro ejercicio milenario, este ha sido valor fundamental para la convivencia y la supervivencia como pueblos.
Lamentamos profundamente que nuestra participación en los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc, no haya sido durante todo el proceso de negociación, pues estamos convencidos que desde nuestras sabidurías y cosmogonías, nuestras visiones y aportes hubieran sido fundamentales en esta construcción política de paz, por lo que hacemos un llamado para que en futuras negociaciones con otros grupos armados ilegales, nuestro acompañamiento no sea sólo en la recta final, sino durante todo el proceso de negociación.  
Como pueblos milenarios, consideramos que, sin duda alguna, el cese al fuego bilateral y definitivo acordado entre las partes, es un hecho político histórico para el país y celebramos que se haya avanzado hasta este punto, donde se concreta con certeza el desescalamiento del conflicto armando, pero llamamos para que la paz, impere en nuestros territorios de vida y que la desmovilización no afecte, nuestro gobierno propio, la jurisdicción especial indígena, la  autonomía y por supuesto, nuestra unidad.
En ese sentido hacemos un llamado al Gobierno Nacional para socialice con los pueblos indígenas cómo y en dónde se establecerán las 23 denominadas zonas veredales transitorias de normalización y los 8 campamentos, que para el caso de Antioquia se contemplan en los municipios de Dabeiba, Ituango, Remedios y Vigía del Fuerte.
Hacemos un llamado para que se implemente la Consulta Previa Libre e Informada en las comunidades que puedan verse afectadas por estas concentraciones desmovilizadas, para garantizar que el proyecto organizativo de los pueblos indígenas de Antioquia, pueda seguir en su proceso de consolidación.
Manifestamos que la Organización Indígena de Antioquia en representación de las más de 170 comunidades indígenas estará atenta al cumplimiento de los acuerdos pactados en este acuerdo, tanto por parte del Gobierno Nacional, como de las Farc, para garantizar que la no repetición sea un hecho.
En ese mismo sentido estaremos alerta, para que se cumplan todos los protocolos establecidos para el proceso de dejación de armas y para la puesta en marcha de las zonas veredales y campamentos, con el fin de que no sean vulnerados los derechos colectivos e individuales de los pueblos indígenas del departamento de Antioquia.
Si bien reconocemos, celebramos y apoyamos este proceso de paz, somos conscientes de que a pesar de la desmovilización en los territorios indígenas o sus alrededores, continuará la presencia de otros grupos armados al margen de la ley que también vulneran la integridad de los comuneros, por lo que hacemos un llamado a la institucionalidad del Estado Colombiano y a los Organismos Nacionales e Internacionales defensores de Derechos Humanos, para que haya con los pueblos indígenas, un especial acompañamiento político y social, garantizando así la no repetición del conflicto.
Así mismo, dejamos claro que de parte de los pueblos indígenas de Antioquia, existe toda disponibilidad para la construcción de la ruta metodológica de los mecanismos que permitirán la refrendación de los acuerdos de la Habana, pues consideramos pertinente que en este proceso se aplique una metodología especial y diferenciada para las comunidades indígenas del país, donde podamos expresar libremente como el resto de colombianos, si estamos a favor o no de dichos acuerdos.
Por esta razón y como un compromiso institucional y político, la Organización Indígena de Antioquia, desde distintos escenarios, como las Juntas Directivas, los Encuentros de Mujeres, las Asambleas Locales, Zonales y foros, ha generado espacios de información, reflexión y opinión sobre este proceso de paz, buscando generar en cada uno de los hombres y mujeres, las suficientes herramientas conceptuales y críticas, para participar de este escenario de refrendación y claro está de postacuerdo.
Sin embargo, consideramos pertinente que dichos acuerdos sean socializados, explicados e ilustrados por el propio Gobierno Nacional, considerando las particularidades de cada grupo étnico a través del debate público.
Finalmente, reiteramos nuestra imparcialidad frente al conflicto armado y las distintas fuerzas que lo protagonizan y por ello, seguiremos reivindicando nuestros derechos, trabajando por el fortalecimiento de nuestras organizaciones, luchando por territorio, cultura, gobierno propio y participación, pues estamos por una opción civil, democrática, pluralista y participativa que nos permita vivir en paz entre los hombres y de los hombres con la naturaleza, reír, soñar amarnos y morir de viejos.
Medellín 28 de junio de 2016

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar