Imágenes de archivo

El Fiscal de la Organización Fedeorewa, Mario Banuvi Charampia, solicitó al alcalde del municipio chocoano de Nuquí, Everto López Perea, su mediación en el confinamiento del que vienen siendo objeto las comunidades indígenas Loma – Puerto Indio y Villa Nueva Jurubidá de ese munbicipio.

Según el líder indígena, las comunidades están padeciendo confinamiento hace una semana por grupos al margen de la ley  que hacen presencia en los territorios de esta comunidad indígena. Esta acción de los grupos irregulares, ha llevado a que las comunidades migren de sus territorios ancestrales, debido a la escasez de alimentos.

Banuvi Charampia señaló en el comunicado que “Los indígenas solicitaron al alcalde que lidere un Comité Territorial de Justicia Transicional con el objeto que comiencen a llegar las ayudas humanitarias de emergencia”.

En el comunicado se señala que hay una gran cantidad de población infantil y de ancianos, quienes son los principales afectados por estas acciones y están requiriendo protección, albergue y alimentación.

Por su parte, la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) denunció que 422 indígenas y afrodescendientes del departamento del Chocó están sufriendo restricciones a la movilidad y desplazamientos por la presencia de guerrilleros del ELN.

La OCHA dijo también que existe "el riesgo de combates" con grupos del ELN en el Alto Baudó, donde unos 300 habitantes también sufren restricciones de movilidad. El organismo de Naciones Unidas señaló que desde el pasado 23 de febrero 122 personas abandonaron sus viviendas y están desplazados en Pie de Pató.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar