Dos hombres vestidos de civil que portaban armas largas y cortas estuvieron rondando la comunidad de El Rongoy en Valledupar. Líderes Wiwa presenciaron el hecho, el cual, sumado a otros que se han dado en territorio wiwa, ha encendido las alarmas por la amenzade su seguridad.

El pasado domingo 13 de septiembre hacia las 6:45 de la tarde, en la comunidad de El Rongoy en Valledupar, varios líderes y autoridades Wiwa y tres jóvenes estudiantes, vieron a cuatro hombres desconocidos, vestidos de civil y portando armas largas y cortas. Los sospechosos que se desplazaban en dos motocicletas de alto cilindraje, luego de permanecer durante un breve tiempo en actitud de vigilancia, se marcharon con rumbo desconocido.

Hechos como estos han encendido las alarmas del pueblo Wiwa, donde se teme que agentes armados pongan en riesgo sus derechos humanos y colectivos. Esto, teniendo en cuenta que no es la primera vez que su seguridad se ve amenazada.

Durante los primeros días de agosto, una mujer de la comunidad de Tezhumke, situada en la zona de ampliación del Resguardo Kogui, Malayo y Arhuaco, muy cerca del corregimiento de Patillal (Valledupar), fue abordada por tres hombres desconocidos. Ellos vestidos con ropa negra y portando armas, le preguntaron de manera insistente por Antolino Solís Malo, ex Cabildo Gobernador del pueblo Wiwa; José Mario Bolívar Malo, coordinador de la Comisión de Territorio de la Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona OWYBT; Indalecio Bolívar Malo, coordinador de la Comisión de cultura de la OWYBT y José Ángel Alonso, profesor.

Ante el desconocimiento por parte de la mujer, los hombres se retiraron, no sin antes amenazarla para que no informara sobre su presencia de ellos en la región. En caso de filtrarse la información, ella sería señalada como responsable.

Señales de alerta

En las últimas semanas se han perdido tres mulas de montar, dos de propiedad del Mamo y otra del Comisario de la comunidad, varias ovejas, cerdos y otros animales domésticos al igual que una máquina despulpadora de café. Del mismo modo, durante las noches los ladridos de los perros indican que por los alrededores se está movilizando gente, según testigos oculares, uniformados y también con armas largas.

Frente al tema, la comunidad indígena no oculta su preocupación. Temen que alrededor de su territorio se esté conformando una zona de avituallamiento y de retaguardia de un grupo armado ilegal.

Del mismo modo, recuerdan aquel día del mes de julio en el que un joven Wiwa fue interceptado por tres hombres uniformados completamente de negro que portaban armas largas, quienes le advirtieron que le informara a los miembros de la comunidad que se abstuvieran de transitar de noche porque no se harían responsables por lo que pudiera ocurrirles. De esta manera, se han alterado sus hábitos de movilidad, representando un problema grave problema para los estudiantes Wiwa que tienen que desplazarse semanalmente desde las comunidades de Cherúa, Konchurúa y Tezhumke a estudiar en Patillal y que debido a las distancias a veces tienen que hacer trayectos en la noche o en la madrugada.

El Sistema de Alertas Tempranas (SAT) de la Defensoría del Pueblo emitió el Informe de Riesgo No. 004 del 6 de marzo de 2009 de Alcance Intermedio para Valledupar y Pueblo Bello (I.R. No. 004-09.A.I.) en el cual se advierte con claridad que en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, en jurisdicción precisamente de estos dos municipios, se está asistiendo a un dinámico proceso de recomposición y rearme de estructuras armadas ilegales, herederas de las antiguas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).  

Dadas estas señales de riesgo que se ciernen sobre comunidades del pueblo Wiwa, la OWYBT exige al Gobierno Nacional que en el contexto de las medidas cautelares que amparan al pueblo Wiwa convoque, en el inmediato plazo posible, a una reunión de carácter urgente, con la participación de los peticionarios de estas medias, en la que se puedan proponer y analizar alternativas encaminadas a evitar que se presenten violaciones a los derechos humanos y a los derechos colectivos del pueblo Wiwa y a prevenir la comisión de infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) en el territorio.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar