Líderes del Gran Jardín de la Sierra recuperan la Escritura Pública de Origen Colonial Número 509, donde se protocolizan los documentos relativos a los títulos de propiedad de los terrenos de resguardos en donde se indican los limites generales del CABILDO DE INDÍGENAS DE LA COMUNIDAD DE SAN BARTOLOME DE MALES, la cual se encuentra registrada en la Oficina de Instrumentos Públicos seccional Ipiales, Nariño, libro I, tomo único, folio 29, partida 57 de fecha 20 de febrero de 1906.

 

El Resguardo Indígena de Origen Colonial Gran Jardín de la Sierra es un territorio de origen ancestral, hace parte del globo de terreno entregado por la Corona Española en el año 1500 cuando fueron introducidos a las comunidades indígenas los resguardos, se encuentra ubicado entre los departamentos de Nariño y Putumayo, al sur de Colombia, en frontera con Ecuador.

Su superficie es de 2.9365 km² (293.647 Has), donde habitan más de 3000 familias, conformando un pueblo tribal que comparte usos y costumbres. Está conformado por 40 Cabildos que se dividen en 5 parcialidades administrativo-territoriales (Jardín de la Sierra, Los Cerros, Alto Guisia, La Sardina y La Florida).

Desde hace más de 10 años, los líderes del Gran Jardín de la Sierra han logrado lo que nadie hubiese podido imaginar, han devuelto la esperanza a más de 3000 familias. Su trabajo puede resumirse en la consolidación de una iniciativa de Organización Comunitaria-Territorial y Equidad Participativa para el Desarrollo Sostenible de la región; sin duda alguna uno de los más importantes logros de esta institución fue la recuperación de la Escritura Pública de Origen Colonial Número 509, que protocoliza documentos relativos a los títulos de propiedad de los terrenos de resguardo en donde se indican los limites generales del CABILDO DE INDÍGENAS DE LA COMUNIDAD DE SAN BARTOLOME DE MALES, la cual se encuentra registrada en la Oficina de Instrumentos Públicos seccional Ipiales, libro I, tomo único, folio 29, partida 57 de fecha 20 de febrero de 1906, y que estaba a punto de dejar de existir.

Según Julián Otero Salazar, Vicecacique del Resguardo Indígena de Origen Colonial Gran Jardín de la Sierra y Vicepresidente de la Asociación Indígena Campesina Gran Jardín de la Sierra, este documento “se convierte en la clave para entender la secuencia histórica de la territorialidad de los diferentes resguardos ubicados dentro de este globo de terreno, que abarca gran parte de la Amazonia Colombiana, incluso trasciende la frontera Colombo-Ecuatoriana, lo que convierte este documento en una joya invaluable que puede devolverle el Derecho Amazónico a nuestra República hermana del Ecuador”.

El hecho, es que los entes competentes en Colombia para adelantar los procedimientos de delimitación de esta Escritura no han hecho lo suficiente para garantizar los derechos territoriales de la comunidad indígena sobre el territorio; como es el caso del INCODER quienes mediante Resolución No. 4321 del 29 de mayo de 2014: "Por la cual se delega en el Subgerente de Promoción, Seguimiento y Asuntos Étnicos del lncoder, la función de adelantar y culminar los procedimientos de delimitación de las tierras de resguardo, o las adjudicadas a las comunidades negras, de las que pertenecieren a los particulares" asegura que: “El Instituto en las Direcciones Territoriales no cuenta con la capacidad operativa para atender de manera oportuna los distintos requerimientos que hacen las diferentes autoridades judiciales y administrativas en materia de deslinde o delimitación de tierras de Resguardo (…)” lo que evidentemente permite que se sigan vulnerando los Derechos Territoriales de la comunidad Gran Jardín de la Sierra y demás pueblos Indígenas.

Adicionalmente, los líderes del Gran Jardín de la Sierra aseguran que todo lo anterior es producto de la ausencia de la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial (LOOT), a lo que en el pasado 3 de Agosto de 2014 se refirió el Ex Ministro del Interior, Aurelio Iragorry diciendo:

“logramos que los partidos políticos se pusieran de acuerdo, por fin, en los temas transcendentales para el país como la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, que luego de 20 años fue aprobada prácticamente por unanimidad.”, a lo cual se espera que el nuevo Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo Bustos, de continuidad y haga el seguimiento correspondiente para el beneficio no solo del Gran Jardín de la Sierra sino de toda la nación.

Según el Dr. Raúl Fernando Jaramillo, Director Jurídico de la Asociación Indígena Campesina Gran Jardín de la Sierra, las últimas pronunciaciones del Gobierno Colombiano pueden deberse a la suma de las múltiples solicitudes efectuadas por diferentes autoridades tradicionales indígenas e incluso autoridades judiciales, y resaltan la importancia del procedimiento jurídico que se viene adelantando desde el Gran Jardín de la Sierra desde el 7 de Octubre del año 2013, fecha en que se envió el primer Derecho de Petición dirigido al Presidente de la República de Colombia, Dr. Juan Manuel Santos Calderón, y que tuvo continuidad con una segunda petición dirigida al Dr. Juan Fernando Cristo Bustos que en ese momento ejercía como Presidente del Honorable Senado de la República de Colombia y quien hoy ejerce como Ministro del Interior,a efectos de subsanar el vacío legislativo relacionado con la Legislación de las Entidades Territoriales Indígenas.

Hasta la fecha se han elevado 3 peticiones recibiendo respuestas ambiguas pero que no solucionan el problema que enfrenta la comunidad en este momento, quienes siguen siendo vulnerados e incluso amenazados por diferentes Instituciones Estatales que hacen presencia en el Resguardo Gran Jardín de la Sierra. Además, el Resguardo ya ha radicado su Plan de Vida, Estructura de Autogobierno y otros documentos, ante el Ministerio del Interior e INCODER.

Por otro lado, Daniel Belalcázar Medina, Director General de la Asociación Indígena Campesina Gran Jardín de la Sierra y Coordinar del Programa REDD+ Gran Jardín de la Sierra, asegura que “Gran Jardín de la Sierra es una verdadera iniciativa de paz, es una solución y no un problema más con comunidades… Nuestra propuesta es ambiciosa, pues queremos ser reconocidos por los diferentes proyectos que hacen parte de nuestro Programa y Plan de Vida; solo queremos demostrarle a Colombia que si es posible lograr grandes cosas con Organizaciones de Base Comunitaria” y agrega que “El petróleo no puede ser la barrera que le impida a una comunidad mejorar su calidad de vida, sabemos que nuestro territorio es rico en petróleo pero debemos encontrar un mecanismo donde la comunidad pueda verse beneficiada y no se sienta amenazada ni robada”

Oscar Belalcázar
Director de Mercadeo y Comunicaciones
Asociación Indígena Campesina Gran Jardín de la Sierra

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar