Más de 3 mil indígenas empezaron a llegar a la capital colombiana desde los departamentos del Cauca, Tolima, Huila y Córdoba.


Los indígenas colombianos filiales de la Organización Nacional indígena de Colombia –ONIC-, realizarán este 25 y 26 de noviembre la anunciada Marcha y Audiencia Pública en defensa de la Jurisdicción Especial Indígena.

La Minga, es una práctica ancestral de las comunidades indígenas, consistente en "el trabajo colectivo donde todos aportan desde sus realidades, hacia un fin común".

En esta ocasión, la Minga Social y Comunitaria por la defensa de la Vida, la Protesta Social y la Jurisdicción Especial Indígena – JEI, busca movilizar a las 46 organizaciones regionales indígenas del país, de acuerdos a sus dinámicas organizativas socioculturales y territoriales, en rechazo a las políticas económicas del Gobierno del presidente Santos y en exigencia de garantías y respeto a sus derechos fundamentales como pueblos.

Como en otras ocasiones, los indígenas de la ONIC han convocado a otros grupos étnicos como los afrocolombianos y a otros sectores de la sociedad civil colombiana. El Consejero Mayor de la ONIC, el indígena Kankuamo Luis Fernando Arias, expresó que "El actual contexto de post acuerdos con la FARC, que promete esperanza de seguir cultivando semillas de paz para todos los colombianos, se ve alterado por estratégicos vientos de guerra que siguen poniendo en riesgo a los ciento dos (102) Pueblos Indígenas en Colombia y los sectores sociales y populares del país: el proceso de resistencia del Movimiento Indígena está criminalizado, encarcelado, cuestionado; los acuerdos pactados en el marco de diálogo y concertación son estratégicamente incumplidos y dilatados; desprestigiar las acciones afirmativas de los Pueblos Indígenas es una estrategia estructural donde medios y mediaciones comunicativas privadas están al servicio de proyectos económicos y megaproyectos que renacen en todas las regiones sin ningún tipo de control... la Jurisdicción Especial Indígena está amenazada".

Este último planteamiento lo hizo el directivo de la ONIC, por los hechos que llevaron a que uno de los más destacados líderes indígenas del departamento del Cauca, Feliciano Valencia, fuera condenado por fuera de la Jurisdicción Indígena, a 16 años de cárcel, por hechos ocurridos en las protestas realizadas por los indígenas, también en una jornada de Minga.

Finalmente los indígenas concluyeron su comunicado con su tradicional llamado "Cuenten con nosotros para la Paz, nunca para la Guerra"

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar