Gean Rocha, Adital

Cuando se habla de la evangelización de los pueblos indígenas, viene a la cabeza de algunas personas la intolerancia religiosa y la falta de respeto a las creencias, a las costumbres y a la cultura de los pueblos originarios.


Recientemente, la Junta de las Misiones Nacionales usó su página en Facebook para pedir oraciones por la evangelización de los pueblos indígenas en Brasil. El asunto repercutió bastante y en forma negativa en las redes sociales por Internet.

No pasó mucho tiempo para que algunos seguidores manifestaran su opinión sobre el tema. Algunos creen que la evangelización de los pueblos indígenas es un verdadero asesinato, un terrorismo étnico-cultural, y que la evangelización acaba con algo "raro y bonito" que todavía existe en Brasil. Otros apoyan el proyecto y subrayan que no es necesario dejar de ser indio para ser cristiano, y que el Evangelio no disuelve su cultura sino que la complementa.

En entrevista con Adital, el pastor Valdir Soares, gerente nacional para la Evangelización de los Pueblos Indígenas de la Junta de las Misiones Nacionales [JMN], afirma que el trabajo de evangelización que las Misiones Nacionales vienen realizando en comunidades indígenas es de cuño social. "Desarrollamos un trabajo de relevancia social y no religioso, nuestro trabajo está orientado a la traducción del Nuevo Testamento, a cuadernillos en el área de la salud, tenemos líderes misioneros que trabajan capacitando a líderes indígenas para realizar el trabajo de evangelización en la propia comunidad", resalta.

Para la pastora Romi Marcia Bencke, secretaria general del Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil (Conic), el tema es bastante complejo y delicado, pues en el marco de los 500 años de la colonización de América Latina, éste fue un tema muy debatido. En este contexto, se osó mirar críticamente las acciones evangelizadoras ante las comunidades indígenas. Tales acciones, en varias situaciones, recurren al uso de la fuerza y de la violencia. Fue necesario rever esa historia y rediscutir el concepto de misión y evangelización.

"Esto significa colocarse del lado de los pueblos indígenas, respetando y acogiendo su forma de ver a Dios. Significa también aprender sobre la espiritualidad indígena y su manera de relacionarse con Dios y con la naturaleza. Los pueblos indígenas nos enseñan la cultura del buen vivir. Creo que ésta es una forma de evangelización. No significa hacerlos creer en Jesús, sino mostrar que nosotros, a partir de nuestra fe en Jesucristo, podemos y debemos respetar y acoger profundamente la forma en que los pueblos indígenas celebran a su/s divinidad/es" explica Romi.

El pastor Valdir Soares explica que, en comunidades indígenas que solicitan la presencia misionera, el trabajo se realiza a través de acciones que promuevan la identificación y la valorización cultural de la etnia. Son acciones en el área de educación, como la escritura de la lengua, la preparación de cuaderillos de alfabetización en lengua indígena, diccionarios y producciones literarias en la lengua nativa, orientaciones sobre los cuidados de higiene y salud y la concientización sobre la prevención del uso de alcohol y substancias psicotrópicas, sobre la preservación ambiental, y el respeto y el amor al prójimo.

"La única intención que tienen las Misiones Nacionales en este trabajo es contribuir a la promoción de la cultura y de los derechos indígenas, en lo relativo a la preservación de la vida y bienestar de sus comunidades; cuando nosotros, los de las Misiones, somos invitados por líderes indígenas buscamos siempre ayudarlos en sus necesidades reales", explica el pastor.

Pastor Valdir Soares destaca que la acción desarrollada por la Misión Nacional es de carácter social.

Romi cree que muchas acciones evangelizadoras ante los pueblos indígenas son realizadas a partir de un pasaje de la Biblia: "Id y haced discípulos en todas las naciones, bautizando en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" (Mt 28.19). Subraya además que cualquier acercamiento a los pueblos indígenas debe estar orientado por el respeto de su religiosidad, de sus divinidades y de sus espacios sagrados, sin destruir el espacio sagrado indígena para construir iglesias, lo cual sería herir la dignidad religiosa de los pueblos tradicionales.

Cuando se le preguntó si el Conic tiene algún proyecto social o alternativo en relación con este tipo de misión, Romi explica que el Consejo propiamente no lo tiene, pero las iglesias del Conic sí. En la Iglesia Católica Romana, por ejemplo, existe el Consejo Indigenista Misionero [Cimi], y la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Brasil tiene el Consejo de Misión entre Pueblos Indígenas [Comin].

"Estas dos experiencias ofrecen ejemplos de acción misionera respetuosas de la religiosidad y la espiritualidad indígenas y, como Consejo Ecuménico, el Conic se identifica con la propuesta de estos dos organismos. Ambos Consejos [Comin y Cimi] parten de la comprensión de que trabajan con los pueblos tradicionales y no por los pueblos tradicionales. Esto es muy significativo", explica Romi.

"Esto significa apoyarlos en sus luchas por el territorio, la preservación de su cultura, sus espiritualidades, etc. Tanto el Comin como el Cimi han realizado trabajos misioneros muy interesantes, en el sentido de denunciar las violaciones sufridas por los pueblos tradicionales. Esto es una forma de hacer misión y evangelizar. A partir de la fe en Jesucristo ponerse junto a los pueblos tradicionales es el principio de la compasión y de la comunión", completa la pastora.


Líderes indígenas son capacitados para realizar el trabajo de evangelización en las comunidades.

Cuando se le preguntó si el Conic está a favor de las acciones de evangelización de los pueblos indígenas, Romi aclaró que el Consejo está a favor. "Debemos ser convertidos y convertidas por la cultura del buen vivir indígena. Nuestra lógica de la expansión capitalista a cualquier costo no es coherente con el Evangelio. La espiritualidad indígena nos enseña a mirar hacia la esencia del Evangelio", señala.

Cuando se le preguntó si el trabajo de evangelización interfiere en las creencias y en los costumbres de los pueblos indígenas, el pastor Valdir Soares aclaró que el acceso a la educación abre puertas a nuevos horizontes. Al ser alfabetizados, se amplían las oportunidades de trabajo y estudio, de modo que muchos pasan a tener acceso a la universidad.

Fuente:

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=86974

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar