Redacción Actualidad Étnica.

Con la presencia de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se inauguraron los primeros Juegos Mundiales Indígenas, en la localidad brasilera de las Palmas, capital del estado amazónico de Tocantins.


En el acto inaugural participaron unos 2.000 atletas que representan a pueblos aborígenes de veintitrés países, entre ellos Colombia, que participa con una delegación de 40 atletas indígenas. Los atletas desarrollarán entre otras, pruebas de jabalina, tiro con arco, lucha, carreras con troncos y el  "rokra", un ancestro lejano del hockey que se juega en el campo con palos de nuez de coco.

Los Pataxó, una étnia del estado amazónico de Tocantins abrieron este evento lleno de ritmos aborígenas, coloridas indumentarias, expresiones culturales tradicionales, que representan la inmensa diversidad étnica y cultural de esta parte del continente.

Con esa diversidad étnica brasilera, desfilaron también los delegados de los pueblos indígenas de Colombia, México, Bolivia, Guatemala, Estados Unidos, Costa Rica, Perú, Uruguay, Panamá, Rusia, Mongolia, Etiopía, Canadá, Japón y los Maorí de Nueva Zelanda, quienes bailaron ante los ojos de indígenas de todo el mundo el “haka”, un tipo de danza de guerra antigua que se utilizaba tradicionalmente en el campo de batalla, cuando los grupos se reunían en paz.

Aunque formalmente estos son los Primeros Juegos Indígenas Mundiales de Pueblos Indígenas, a la competencia la preceden al menos doce jornadas nacionales en diferentes ciudades de Brasil, la primera de ellas realizada en 1996.

Vilma abucheada

Aunque a su llegada al estadio, la jefa de Estado fue aplaudida, muchos indígenas brasileros no desaprovecharon la oportunidad para promover abucheos y manifestar su descontento.

Los promotores del “boicot” a la jornada inaugural manifestaron a través de un manifiesto contra las "sórdidas políticas públicas" y contra un proyecto parlamentario que propone nuevas normas para la demarcación de tierras indígenas. Los indígenas brasileños pidieron a la presidenta Rousseff "que no cierre los ojos ante las atrocidades que se hacen en contra de los pueblos originarios de Brasil".

Indígenas colombianos presente en los Primeros Juegos Mundiales

Colombia por su parte, en cabeza de la Organización Nacional Indígena, envió una delegación de cincuenta personas, cuarenta de ellos atletas representantes de algunas de las 102 etnias indígenas que tien el país.

Según la organización indígena, este  es “un encuentro  deportivo cultural, donde las disciplinas deportivas unirán voces y reconocimiento de aportes de acciones afirmativas de resistencia y pervivencia en el mundo”.

La delegación de la ONIC estará  representada  por 12 jugadores Indígenas tradicionales provenientes de los Pueblos Saliva, Coreguaje, Wayúu, Pijao, Sikuani, Zenu, Kankuamo, Bari, Nasa, Bora-Tikuna, Yanacona, Yukpa y Embera, quienes competirán en las disciplinas de  arco y flecha, lanzamiento de lanza, tira-soga, carrera de velocidad rústica 100 mts, navegación en canoa tradicional, carrera con tronco, lucha corporal, natación en río y atletismo.

Según la ONIC, en el certamen mundial también habrá representación de indígenas de la Amazonía Colombiana – OPIAC y de las  Autoridades Tradicionales – Gobierno Mayor. La participación de los aborígenes colombianos fue posible gracias al apoyo brindado COLDEPORTES  y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar