El artículo 'Reparaciones para negros, afrocolombianos y raizales como rescatados de la Trata Negrera Transatlántica y desterrados de la guerra en Colombia,' escrito por Claudia Mosquera Rosero-Labbé, hace un análisis del multiculturalismo esquemático que se está implementando en el país desde hace quince años con la Constitución de 1991.

Luego ubica los debates que subtienden la discusión sobre las memorias de la esclavitud y sus repercusiones contemporáneas, que se expresan en las desigualdades sociales y económicas que viven los descendientes de africanos traídos en calidad de esclavizados a la Nueva Granada colonial.

Con base en el concepto de colonialidad del poder de Aníbal Quijano analiza entonces las repercusiones de la institución económica de la esclavitud como un continuum en los proyectos de presente y futuro de los negros, afrocolombianos y raizales.

Culmina dando argumentos sobre la necesidad de la Justicia Reparativa para la inclusión social, económica y simbólica por medio de políticas y programas públicos éticos que respondan a los retos de los crímenes juzgados imprescriptibles por el derecho internacional. Descargue el artículo completo al final de los comentarios.

El artículo hace parte del libro Afro-reparaciones: Memorias de la Esclavitud y Justicia Reparativa para negros, afrocolombianos y raizales.

Reseña del libro

En Colombia, los negros, afrocolombianos y raizales son sujetos de reparaciones no sólo dentro del debate de la Ley de Justicia y Paz, debido a la embestida paramilitar y Eguerrillera en sus territorios colectivos, sino también porque la trata negrera transatlántica, la que enmarcó la llegada masiva de esclavizados a la Nueva Granada colonial, se ha considerado un crimen de lesa humanidad. La Conferencia de Durban (Sudáfrica, 2001) hizo sujetos de Reparación a todos los integrantes de la diáspora africana en el mundo. Este doble entronque enciende y complejiza el debate sobre Justicia Reparativa en el país.

¿Es posible la reconstitución de una nación como la colombiana que estableció un novedoso pacto de convivencia ética y política mediante la asunción constitucional de su carácter pluriétnico y multicultural, sin que el Estado adopte un enfoque de Justicia Reparativa en las políticas públicas sociales relacionadas con los sujetos que conforman buena parte del espectro multicultural, ni piense en el estatus simbólico, en el lugar que en el espacio público debe otorgársele al reconocimiento histórico de las memorias trágicas de los grupos subalternizados?

¿Es posible alcanzar este loable ideal sin actos estatales de Reparación de las múltiples injusticias heredadas del pasado, de los traumas sociales que se ocasionaron que, como en el caso de negros, afrocolombianos y raizales, se expresan tanto en las adversas vidas cotidianas que llevan en medio del racismo social y estructural como en los cuerpos de millones de personas en situación, contexto de pobreza y de extrema pobreza con el correlato de sufrimiento social que aún se les inflige?

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar