La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, denunció el fuerte incremento de los asesinatos de indígenas Colombia durante el año 2009.

Bogotá. La Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Navi Pillayinstó al Estado colombiano a tomar acciones para resguardar la vida de los aborígenes de este país, ante el fuerte incremento de los asesinatos de indígenas en 2009 con respecto del año anterior, señaló este miércoles un comunicado.

Según cifras del Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, citadas por la oficina de la ONU, en Colombia se cometieron 94 asesinatos de indígenas entre enero y octubre de este año, cifra que representa un aumento del 64 por ciento con respecto a los primeros diez meses de 2008.

"En Colombia, también los indígenas y los afrocolombianos sufren las consecuencias de la discriminación y de la violencia, especialmente en el marco del conflicto armado interno", indicó  el texto oficial emitido en el marco de la conmemoración del Día Mundial de los Derechos Humanos a celebrarse hoy jueves.

Según el documento, el representante en Colombia de la Alta comisionada para los Derechos Humanos, Christian Salazar, indicó que "durante 2009, hemos observado con mucha preocupación el incremento de los asesinatos contra indígenas". "Esto exige que el Estado colombiano redoble de manera urgente sus esfuerzos para implementar los planes de salvaguarda como mecanismo de protección de las minorías étnicas del país", señala Salazar.

La ONU también instó al gobierno colombiano para que acate la orden de la Corte Constitucional que vigila el cumplimiento de la Carta Fundamental, en el sentido de "avanzar en la construcción de planes de salvaguarda étnica para la protección de 34 pueblos indígenas" en riesgo de extinsión.

Además hizo especial énfasis en "el pueblo Awá (que habita en el sur de Colombia)  y ha sufrido este año alarmantes masacres, amenazas, desplazamientos y confinamiento". El pasado 26 de agosto fueron asesinados en manos de desconocidos encapuchados doce indígenas Awá de los cuales siete eran niños.

El presidente de la Unidad Indígena del Pueblo Awá (Unica), Gabriel Bisbicus, denunció que estos actos de violencia apuntan a un exterminio de su pueblo por fuerzas oscuras, con la complacencia de los organismos de seguridad del Estado.

Bisbicus, destacó que su comunidad  ha sido sometida a seguimientos, persecuciones y constantes amenazas tanto en los resguardos como en Pasto, la capital de Nariño (sur).

En septiembre, la Organización Nacional Indígena de Colombia denunció el asesinato de otros cinco indígenas awa. En octubre se conoció que cuatro indígenas más de esta etnia habían sido asesinados por hombres encapuchados.

Se calcula que en Colombia existen al menos  27 mil 500 integrantes de la etnia, que forman parte de 120 comunidades en un territorio de 322 mil hectáreas repartido entre los departamentos de Nariño y Putumayo (sur colombiano). 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar