Nosotros, representantes de diversas comunidades y organizaciones del Pueblo Mapuche, agrupados en el Pacto Mapuche por la Autodeterminación- PACMA, nos hemos convocado en el día de hoy 09 de septiembre 2014 en la “Cumbre de Emergencia” con el objeto de analizar dos cuestiones fundamentales que afectan al Pueblo Mapuche. 

 

La primera, fijar una posición común sobre la Consulta Indígena que está impulsando el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet y en segundo lugar, fijar una posición firme y clara sobre la propuesta denominada “Acuerdo por la Paz Social en la Araucanía” que ha presentado al país los Senadores de Renovación Nacional Alberto Espina Otero y José García Ruminot.

1.- Los participantes de la Cumbre de Emergencia, llamamos al gobierno de Chile a derogar el Decreto Supremo N.- 66 y el Decreto Supremo N.- 40. 

Ambos instrumentos constituyen una amenaza para los derechos patrimoniales de los Pueblos Indígenas y en particular para el Pueblo Mapuche.

2.- Habríamos preferidos una Consulta Indígena incluyente deponiendo la práctica política “unilateral”de parte del Estado y los gobiernos de turno. Cuya Consulta no incluye ningún asunto propio de los Pueblos Indígenas de Chile a pesar que hemos presentado variadas propuestas en diferentes momentos históricos, ni incluye ninguna recomendación de la comunidad internacional al Estado parte de Chile. 

Las ideas de un “Consejo de Pueblos Indígenas” y la creación de un “Ministerio Indígena” son asuntos de interés únicamente del Estado de Chile. 

Esta consulta excluye el principio de la cooperación entre el Estado y los Pueblos Indígenas, excluye el interés recíproco de las partes interesadas y excluye la buena fe.

3.- La propuesta que han presentado el Senador Alberto Espina Otero junto al senador José García Ruminot por su naturaleza y propósitos, cuya propuesta en su esencia tiene por objeto “falsear la historia del Pueblo Mapuche”, “tergiversar los hechos” y tiene un carácter completamente “colonialista y de domesticación” con el Pueblo Mapuche y sus derechos. 

Dicha propuesta pretende utilizar la institucionalidad Chilena y su ordenamiento jurídico para consumar la política de despojo territorial y la conculcación de los derechos colectivos de que ha sido objeto el Pueblo Mapuche desde la instalación del Estado Chileno en el Territorio Mapuche mediante los actos coercitivos llamado “Pacificación de la Araucanía”

4.- La propuesta es contraria a los principios generales de los derechos humanos, pretende desconocer injustificada e inexplicablemente los derechos adquiridos de parte del Pueblo Mapuche tanto, aquellos provenientes del derecho internacional y los derechos inherentes, imprescriptibles como son el derecho al territorio y sus recursos, el derecho a la libre determinación y el cumplimiento de los Tratados, entre otros.

La propuesta de los senadores se centran en los Títulos de Merced y los Títulos de Merced son el resultado del despojo de las tierras, que fueron “tomado”, “confiscado”, y “ocupado” por parte del Estado Chileno y cuyos actos fueron sin el Consentimiento previo libre e Informado del Pueblo Mapuche. 

La propuesta omite toda la política de despojo territorial y especialmente la aplicación del Decreto de Ley N° 2568 adoptado y aplicado durante la dictadura militar. Esta norma en su esencia tuvo por objeto la eliminación jurídica del Pueblo Mapuche y del mismo modo permitió los arriendos por 99 años de las tierras y por sus características constituye una norma paradigmática en la práctica de la discriminación y en la política de despojo territorial y sus recursos en contra del Pueblo Mapuche.

5.- La propuesta de ambos senadores tiene un capítulo sobre “pobreza” y no explica las causas de la pobreza con el Pueblo Mapuche. 

A este respecto, subrayamos que el Pueblo Mapuche fue empobrecido económicamente, como consecuencia intrínseca de los actos de despojo territorial y sus recursos, de los actos sistemáticos en contra de su vida colectiva y de los ataques a los fundamentos de su cultura. En consecuencia todos estos hechos son constitutivos de flagrantes violaciones a los derechos humanos.

6.- Los participantes de la Cumbre de Emergencia, desaprobamos absoluta y totalmente y en todas sus formas, la propuesta denominada Acuerdo por la Paz Social en la Araucanía.

7.- Los participantes de la Cumbre de Emergencia, reafirmamos los 8.- puntos fundamentales adoptados en la Primera Cumbre sobre Autodeterminación Mapuche, desmilitarización y cumplimiento de los Tratados, efectuada el día 13 de enero 2013 (véase aquí)  - Y este documento constituye la base, guía y directrices para cualquier dialogo tanto con el Estado Chileno, sus gobiernos de turnos y otras instituciones del país.


Tomado de: Pacto Mapuche por la Autodeterminación. PACMA

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar